Abril 2017

Ventajas y desventajas de las tácticas extremas de protesta

La adrenalina te droga. El teatro de la guerra te convierte en un héroe fugaz. El escape de la boca del volcán te hace reír, temblando, con el regocijo enfermizo que produce la certeza de la fragilidad y el alcance de las rendijas por las que ocurre el escape. El ardor del humo tóxico te seduce y te asfixia, como si fuera una metáfora del amor: te embriaga, te intoxica, te enferma y te salva, y todo al mismo tiempo. Es fácil predicar sobre la inocuidad de estas trifulcas… sobretodo cuando no las has vivido.




¿Debe la oposición venezolana prepararse para negociar con Rusia?

Estas son apenas algunas de las primeras preguntas que debieran hacerse quienes desean mostrar vocación de poder, y capacidad para sobrellevar los aspectos políticos más sensibles de un proceso de transición. Y esto pasa por la elaboración de una estrategia para tener un puesto de relevancia en esa mesa. Venezuela podría estar llegando a un punto en el cual se deba asumir la negociación sin pruritos y se deba comenzar a mostrar que se tiene esa real vocación de poder. Digámoslo una vez más: Quien no está en la mesa, está en el menú. Sin la conciencia de esto, el período de lamentos quizá va a ser más largo de lo que muchos piensan.