50° Aniversario de la Revolución Cultural: Una elocuente condena

Foto: Harald Groven

 


¡Nunca más!

El 16 de mayo de 1966 se inició un oscuro período de la historia contemporánea de China, conocido como la Revolución Cultural.

Aunque esta fue “vestida” como un movimiento contra el burocratismo y las desviaciones pro-capitalistas, en realidad fue un cruel período de diez años, en el que la mezcla entre el dogma político-religioso y la sed de poder justificaron que se cometieran las más viles persecuciones contra los disidentes, los que dudaban, los amantes del conocimiento, los que se cuestionaban las verdades oficiales.

En este sentido, la Revolución Cultural fue semejante a la inquisición llevada a cabo por un importante sector de la iglesia católica, y a un período oscuro de la historia de los Estados Unidos conocido como el “macartismo”. Este último, debe su nombre al senador estadounidense Joseph McCarthy, quien entre 1950 y 1956 lideró un extendido “proceso de delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras contra personas sospechosas de ser comunistas.”

En todos estos casos, es importante recordar los hechos de manera recurrente, hablar de ello, informar a las nuevas generaciones, todo  esto con el objetivo de evitar que semejantes situaciones se repitan.

Un hito

Durante muchos años privó en China la censura cada vez que llegábamos al 16 de mayo: un estridente silencio oficial era la respuesta a cada aniversario de la Revolución Cultural.

Hoy, 17 de mayo de 2016, la historia cambió.

Parece que los líderes políticos chinos han levantado el velo. Hoy dos importantes diarios de China, The People´s Daily y The Global Times, han publicado notas editoriales en las que por primera vez comentan en esta fecha sobre la fatídica Revolución Cultural.

En su editorial de hoy, The Global Times señala lo siguiente:

“La década de calamidad causó un daño severo, dejando un sufrimiento permanente para muchos chinos. Negar completamente los valores de la Revolución Cultural no es solo un convencimiento del partido, sino también un consenso estable de toda la sociedad china”.

Este párrafo es histórico. Marca un hito en lo que el partido comunista chino quiere que se comunique al público. Aunque sobran elementos para el pesimismo, ojalá estos editoriales sean el inicio de un período de mayor transparencia y de lo que en inglés se denomina accountability (que es insuficientemente traducido como “rendición de cuentas”).

¿Será esto evidencia de que los actuales líderes políticos chinos, dadas las circunstancias conocidas y las presiones internas que no conocemos, están siendo forzados a dar explicaciones, a enviar señales más claras a los jóvenes sobre su alejamiento del dogmatismo ideológico que, como todas las religiones, “ni se extingue ni descansa ni tolera desviaciones”?


Facebook Comments
Comparte y/o like esta entrada:

Be the first to comment on "50° Aniversario de la Revolución Cultural: Una elocuente condena"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


A %d blogueros les gusta esto: