Segunda poetisa de un viernes: Carilda Oliver

Foto: Rafae Silva

Carilda Oliver (Matanzas, Cuba, 1924) es una poetisa cubana, quien además es doctora en derecho y profesora de inglés, dibujo y escultura.

Tan lejos como en 1947, obtuvo el segundo lugar en el Concurso Internacional de Poesía, organizado por la National Broadcasting Co., en Nueva York, Estados Unidos.

Dos años después, en 1949, publica un libro con un nombre tan prematuramente desafiante como “Al sur de mi garganta”.

¡Oh salve reina de la impúdica palabra , Carilda!

Acá dejo unas letras suyas…


Me desordeno, amor, me desordeno

cuando voy en tu boca, demorada,

y casi sin por qué, casi por nada,

te toco con la punta de mi seno.

Te toco con la punta de mi seno

y con mi soledad desamparada;

y acaso sin estar enamorada

me desordeno, amor, me desordeno.

Y mi suerte de fruta respetada

arde en tu mano lúbrica y turbada

como una mal promesa de veneno;

y aunque quiero besarte arrodillada,

cuando voy en tu boca, demorada,

me desordeno, amor, me desordeno.

 

__________________________________

 

Anoche me acosté con un hombre y su sombra.

Las constelaciones nada saben del caso.

Sus besos eran balas que yo enseñé a volar.

Hubo un paro cardíaco.

El joven

nadaba como las olas.

Era tétrico,

suave,

me dio con un martillo en las articulaciones.

Vivimos ese rato de selva,

esa salud colérica

con que nos mata el hambre de otro cuerpo.

Anoche tuve un náufrago en la cama.

Me profanó el maldito.

Envuelto en dios y sábana

nunca pidió permiso.

Todavía su rayo lasser me traspasa.

Hablábamos del cosmos y de iconografía,

pero todo vino abajo

cuando me dio el santo y seña.

Hoy encontré esa mancha en el lecho,

tan honda

que me puse a pensar gravemente:

la vida cabe en una gota.

 


 

Facebook Comments
Comparte y/o like esta entrada:

Be the first to comment on "Segunda poetisa de un viernes: Carilda Oliver"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


A %d blogueros les gusta esto: