Cámaras de eco

Las redes sociales están destruyendo la civilización

Uno de los hallazgos más elocuentes del trabajo de estos investigadores fue que, tanto en relación con la ciencia como con las teorías conspirativas, las explicaciones intencionalmente falaces son comúnmente aceptadas y compartidas entre usuarios, y la información que desacredita a los planteamientos falaces es sistemáticamente ignorada.