¿Qué leo?

“Todos deberíamos ser feministas”

La función política de la discriminación es la creación de mecanismos que protejan a unos grupos de la competencia por los salarios y, eventualmente, de la competencia por el poder político de una sociedad. La discriminación sería entonces una estrategia anticompetitiva similar a la introducción de barreras arancelarias o de barreras de entrada en los mercados.
Entre todas las formas de discriminación, el machismo es la más deleznable. Levantar barreras anticompetitivas contra las mujeres es una forma de castración social.

Leer más